miércoles, 9 de abril de 2014

CIUDAD INMUNDA



-He nacido en esta ciudad del odio
en que el pan se arrastra por avenidas de zapatos sin nombres
Hemos nacido
Te repito
Hemos nacido
date cuenta
en esta ciudad inmunda
en la que el amor se perdió para siempre
sin aprender a cruzar la pista
y los semáforos
ya no sirven
ni el rojo  ni el verde  ni el naranja
ya no son colores
(los semáforos son tus ojos
y ya no respiran)
Y hemos empezado a llovernos todos
y ya nadie nos calma
y ya nadie nos colma
Hemos empezado a morirnos
desde el mismo instante en que nos conocimos
frente a un espejo
y supimos
desde siempre
que ese rostro que nos miraba
(nos atormentaba)
día y noche sin disimulo
era el nuestro
el que llevamos hoy
el que llevábamos esa vez en que nos quedamos solos
frente a la avenida con gente
el que llevaremos el día que nos iremos de este instante
más locos 

más solos y acompañados de lo que somos frente a una pantalla
gigantes fracasos de nacer
gigantes entusiasmos de morir
y el suicidio es una palabra rota que nos intoxica
aplastados de seguir vivos
muertos gigantes de morir ayer
antes que el presente nos pise con su eterno futuro
Estamos jodidos 
arrastrados
dichosamente perdidos
Es decir
estamos vivos

Qué cagada-


Moisés Azaña Ortega