lunes, 27 de octubre de 2008

ABRAZO


Cabizbajo silba el abrazo
marcha buscando los dedos gruesos que abrazó en vida
viajaron
rasgados por la vida
Cabizbajo el abrazo escribe un recuerdo,
le da color,
le asalta de jirones,
se sienta con él y
aunque consciente de que solo es un perfume lo que palpa
lo abraza a todo hueso

Del abrazo se desprende sudor
No es sudor
son lágrimas
¿Lágrimas de abrazo?
En efecto
el abrazo llora
se lamenta
se encoge como papel en fuego

 Y yo
desde la sombra del umbral
veo al abrazo
abrazándose a sí mismo

junio 2008
AZAÑA ORTEGA, 
Moisés