lunes, 13 de octubre de 2008

DAME QUE TE DOY IV


*
—Yo conozco el Perú de rincón a rincón.
—Preocúpate primero en conocerte a ti mismo, imbécil.

*
—Yo chupo hasta morir porque soy el hombre de acero.
—El acero también se oxida.

*
—Por fin siento que la vida es bella.
—¿Ya lanzaste!

*
—Yo quisiera morir una vez que haya cumplido todas mis metas.
—Al paso que vas, serás inmortal.


AZAÑA ORTEGA
moisés